viernes, 4 de agosto de 2017

Palacio de Aguas Corrientes





Los días lluviosos parecen infinitos en la ciudad de La Plata, así que cuando nos encontramos con nuestro viejo amigo, el sol, nos gusta conocer mejor lo que es Argentina.
Hace unos días nos fuimos con varios amigos a la ciudad de Buenos Aires y pasamos un muy buen rato. Juan, un buen amigo que estaba de guía ya que era el único argentino nos paseo por la ciudad enseñándonos cosas hermosas en el camino.
Una de ellas fue un edificio emblemático de Buenos Aires que no había visto, el Palacio de Aguas Corrientes. Es una construcción realizada entre 1887 y 1894 que te deja asombrado frente su majestuosa presencia en la avenida Córdoba. En total 170 mil piezas de cerámica importadas de Bélgica e Inglaterra y 130 mil ladrillos esmaltados decoran la fachada que dejaría con la boca abierta a cualquier espectador, te lo aseguro.

0 comentarios:

Publicar un comentario